Adiós a Ángel González

YA NADA AHORA

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo.
                                      Pero nada ya ahora

-ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa-

podrá evitarlo:
                                 exento, libre,

como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,

este amor ya sin mí te amará siempre.

Ángel González